Buscar

Cómputo del ajuar doméstico en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (STS 499/2020 de 19 de mayo). Nueva resolución del TEAC, reitera criterio RG 7468/2016, de 14-07-2020.

Martes, Diciembre 8, 2020

Desgraciadamente, la Agencia Tributaria Catalana sigue practicando, en sus actuaciones de comprobación, liquidaciones por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones presuponiendo siempre la existencia de ajuar doméstico y valorando el mismo en el tres por ciento del importe de todos los bienes y derechos del caudal relicto, independientemente de su naturaleza. 

 

No parece esta una actuación razonable pues, a la luz de la jurisprudencia del Tribunal Supremo (STS 499/2020 de 19 de mayo de 2020), resulta claro que para el cómputo del ajuar doméstico no deben ser incluidos todos los bienes que integran el caudal relicto, debiendo ser excluidos los bienes que, integrando la herencia, no guardan relación con el ajuar doméstico (acciones, letras, dinero, etc). 


Dicho criterio se reitera en la reciente Resolución 00/03251/2017/00/00, del TEAC, de 30 de septiembre de 2020, cuando en su último párrafo dice "En atención a lo expuesto por el Alto Tribunal, a la hora de obtener el ajuar doméstico mediante la presunción iuris tantum del artículo 15 de la LISD se tuvieron en cuenta determinados bienes en su cálculo (3% del caudal relicto) que no correspondía considerar y que forman parte de la vertiente negativa del concepto de ajuar doméstico; como las acciones y participaciones sociales o el dinero, entre otros." 


Recordemos que en la mencionada Sentencia de nuestro Alto Tribunal se indica que la interpretación que debe efectuarse del artículo 15 LISD es la siguiente: 


"1.- El ajuar doméstico comprende el conjunto de bienes muebles afectos al servicio de la vivienda familiar o al uso personal del causante, conforme a las descripciones que contiene el artículo 1321 del Código Civil, en relación con el artículo 4, Cuatro de la LIP, interpretados ambos en relación con sus preceptos concordantes, conforme a la realidad social, en un sentido actual. 


2.- En concreto, no es correcta la idea de que el tres por ciento del caudal relicto que, como presunción legal, establece el mencionado artículo 15 LISD, comprenda la totalidad de los bienes de la herencia, sino sólo aquéllos que puedan afectarse, por su identidad, valor y función, al uso particular o personal del causante, con exclusión de todos los demás. 


3.- Las acciones y participaciones sociales, por no integrarse, ni aun analógicamente, en tal concepto de ajuar doméstico, por amplio que lo configuremos, no pueden ser tomadas en cuenta a efectos de aplicar la presunción legal del 3 por ciento. 


4.- El contribuyente puede destruir tal presunción haciendo uso de los medios de prueba admitidos en Derecho, a fin de acreditar, administrativa o judicialmente, que determinados bienes, por no formar parte del ajuar doméstico, no son susceptibles de inclusión en el ámbito del 3 por 100, partiendo de la base de que tal noción sólo incluye los bienes muebles corporales afectos al uso personal o particular, según el criterio que hemos establecido. 


En particular, no está necesitada de prueba la calificación de los bienes por razón de su naturaleza, que la Administración debe excluir. En otras palabras, sobre el dinero, títulos, los activos inmobiliarios u otros bienes incorporales no se necesita prueba alguna a cargo del contribuyente, pues se trata de bienes que, en ningún caso, podrían integrarse en el concepto jurídico fiscal de ajuar doméstico, al no guardar relación alguna con esta categoría. " 


Estando así las cosas sería conveniente que se modificara el criterio seguido en las actuaciones de comprobación efectuadas por la Agencia Tributaria Catalana, teniendo en cuenta lo dispuesto por el Alto Tribunal.  

No hay comentarios todavía